Páginas vistas en total

30 de julio de 2011

YA NO PUEDO DECIR...

... QUE ESTE VERANO NO HE APROVECHADO LAS REBAJAS...

Buenos tardes potingueras:

He estado leyendo vuestros posts sobre compras rebajiles y me ha entrado envidia... no, es broma, en realidad no ha sido así.

Os habeis dado cuenta de que, en cuanto a lo que ropa de baño se refiere, el bikini impera por aplastante mayoría? 
Por cada modelo de bañador disponible en tiendas con Zara o H&M, probablemente hay una veintena de modelos de bikini para elegir. 
Y es que el bikini es muy goloso: permite un bronceado mas completo, nos deja lucir palmito y además, tiene una imagen mucho mas joven...


 Aunque algunos, como estos, no tienen nada que envidiar a ningún bikini...

Todo genial, pero... qué quereis que os diga? Para alguien como yo, que no sabe apenas que es eso de tomar el sol y que el 50% del tiempo en la playa lo invierte en hacer el cabra entre las olas (el otro 50% está reservado para las cañitas en el chiringuito) y que además es de naturaleza "voluptuosa", el bikini es un engorro!!
Es meterme en el agua, y al mínimo oleaje... la braguita amenaza con bajarse y deleitar al personal con un momento hucha, la parte de arriba deja ver más de lo debido, etc. Y no, no penseis que uso 4 tallas menos de las que necesito, simplemente como digo, soy voluptuosa (y regordeta, para mas detalles, qué pasa?) y me muevo mucho.

Así que, este verano, una vez probada la incomodidad algunas veces en la playa y ya bien entradas las rebajas, me dije: Oye, y porqué no optas por un bañador? Cuando los usabas en natacion eran la mar de cómodos... por cierto, ¿donde habré metido aquellos bañadores?



Pues no fué tarea fácil encontrar uno señoritas! Porque como digo, los bikinis abundan, pero no se encuentran tan facilmente bañadores en tiendas low cost, y tampoco pensaba gastarme 60€ en tamaña prenda.

Al final, al entrar en Women Secret me encontré con el de la fotografía de arriba. No os pongo fotos propias porque el pobre tirado así sobre la cama no dice nada,  y me disculpareis que no tenga ganas de aterrorizar al personal enseñando una foto del mismo sobre mis carnes.


A algunas les parecerá demasiado serio o incluso viejuno, pero a mi me resulta un diseño elegante y atemporal.  
Puesto sobre un cuerpo con mas curvas que el de la chica de la imagen superior tiene un innegable aire retro, con pequeños cortes en las caderas y la espalda abierta hasta la cintura. A pesar de no tener aros, recoge bien el pecho, puesto que tiene una tira a mitad de la espalda y la apertura con cordón queda muy insinuante cuando se tiene un buen canalillo.

Su precio original era de 32.95€, pero yo lo compré por 16€, así que ya tengo mi particular chollo de rebajas.
Ahora ya puedo brincar entre las olas sin ningún tipo de peligro! Que no es que vayan a estar persiguiendome los del Cuore, pero tampoco tenía muchas ganas de montar un espectáculo.

Y vosotras, le dais una oportunidad al bañador? O preferís no renunciar al bikini? Os resultan tan incómodos como a mi los dos piezas?


Feliz fin de semana a todas!!

28 de julio de 2011

CUANDO EL PRECIO NO ASEGURA LA EFICACIA.

Buenos días, potingueras:

A la hora de mantener mi peinado, no opto usualmente por peluquerías de cadenas reconocidas. No porque piense que en este tipo de peluquería no tienen profesionales como la copa de un pino, y que además, suelen estar a la última en cuanto a las tendencias de moda capilar.

Pero si puedo elegir, prefiero mi peluquería de barrio, porque en esos locales de moda, con tantos espejos monumentales y ese alarde de decoración barroca que se lleva tanto en los últimos tiempos, con todos esos stands llenitos a rebosar de botecitos de colores y esos/as peluqueros/as impecables en sus uniformes idénticos... me suelo obnubilar y termino comprando cosas que no necesito. O quizás sean los vapores del tinte...


El caso es que tras mucho buscar, hace años encontré mi "peluquera ideal" en un modesto local de barrio y desde entonces, muy pocas veces le soy infiel. Ella sabe exactamente lo que quiero, nunca se toma la libertad de cortar más de lo que ambas acordamos, y cuando me decido a innovar, ella se lanza a la piscina conmigo. Además, el trato familiar y cercano es algo que para mí, no tiene precio!!

El caso es que hace unos meses, por motivos que no vienen al caso, terminé visitando una reconocidísima cadena de peluquerías a nivel nacional. Salí encantada con mi nuevo peinado y la atención recibida y ya que estaba en manos de un profesional enterado de las últimas novedades en cosmética capilar le consulté sobre mi problema: mi pelo muy poco poroso, lo que tiene  como ventaja el hecho de que no se deshidrate ni estropee con facilidad, pero también tiene un inconveniente: el tinte no se fija al cabello como debería, y hasta los mas permanentes, terminan desapareciendo con los lavados...



Me recomendó este champú: Bain Miroir de la linea Reflection de Kérastase, una marca que se puede encontrar a la venta con bastante frecuencia en peluquerías y que pertenece a L´Oreal (no suelo comprar nada de esta última ni sus filiales porque no estoy de acuerdo con su política de pruebas cosméticas en animales, pero reconozco que no me fijé en ese momento y además, ese es otro tema).

En casa, y con un poco más de tiempo, no entendí la recomendación, porque si bien es una linea para cabellos coloreados, su función es revelar el brillo, no mantener el color. Además, se recomienda su uso combinado con el acondicionador de la misma linea, que en la peluquería desheché llevarme... menos mal, porque este simpatiquísimo bote rosa de 250 ml me costó la friolera de 18€!!


Lo primero que sorprende al abrir el envase es el aroma del champú, dulce y delicioso pero no empalagoso, con un toque como de frutas rojas.
Se trata de un champú en crema de consistencia ligera y color blanco, que se extiende con facilidad y produce bastante espuma, por lo que tampoco hace falta usar cantidades industriales.



Desde el principio me lo tomé en serio y lo usé en todos los lavados, a pesar de saber que con ese tamaño tan reducido no me duraría mucho.  Me equivocaba: he tardado meses en acabarlo! Y eso porque me había propuesto al menos, no tirar a la basura los 18 €. 

Aunque su aplicación se hace agradable, los buenos resultados brillan por su ausencia:

* No he notado que dé brillo para nada al cabello. Almenos no mas de lo que haría un champú cualquiera. Es mas, tras varias aplicaciones, mi melena empieza a verse algo fosca. Es por este motivo que empecé a alternarlo con otro champú que uso habitualmente.

* Tampoco con este producto obtengo la suavidad a la que estoy acostumbrada, quizás porque me encrespa ligeramente el cabello.

* La duración del color en mi pelo (y esto es interesante, porque es para el problema para el que me lo recomendaron precisamente) no ha variado en absoluto con respecto a cuando uso champús de Deliplús, por poner un ejemplo. El tinte se me perdió con los lavados en esa ocasión y en sucesivas con la misma facilidad que de costumbre.

En resumen: Cuando pienso en lo bien que me van los champús de Deliplús a 1€ el litro (ya no hablamos siquiera de la linea Studio, que vale 1,50€) y pienso en lo mal que me ha ido con este, me dan ganas de darme de cabezazos contra la pared. Con la de cosas que pueden comprarse con 18€! 
Para mi, esta es la prueba irrefutable de que un producto caro no tiene por qué funcionarnos bien.

Vosotras, habeis probado los productos de esta marca? Cual ha sido vuestra experiencia? Alguna vez os habeis llevado un chasco con un producto por el que pagasteis mas de lo que esperabais?

Besos