Páginas vistas en total

28 de mayo de 2010

ALGUNAS COMPRAS ESTÁN PERFECTAMENTE JUSTIFICADAS...


Jueves:

7:30: Salgo de mi casa en dirección al trabajo. Ayer pasé un calor de narices, así que me he decidio a aparcar mis adoradísimos vaqueros por un día y ponerme un vestidito que sin llegar a ser muy veraniego, es lo suficientemente fresquito y a la vez elegante para el día que me espera. Para ir perfectamente conjuntada, me he calzado mis zapatos de cuña verdes, esos que me hacen unas piernas kilométricas que ya quisiera Adriana Karembeu (bueno, vale, ahí me he pasado, pero de ilusión también se vive, no?) y que además son comodísimos.


8:00 : Llego a la oficina y compruebo con regocijo que hoy no tengo ninguna visita programada, y que puedo centrarme en hacer disminuir la tremenda pila de archivos por revisar que tengo sobre la mesa.


11:00 : Cuando estoy empezando a pensar que mi día va a ser el primero tranquilo en muchos meses, me levanto a por una bebida y a mitad de camino me asalta la jefa de administración... hay que llevar un contrato a un cliente importante ya!! -"Co*o!Pues mándalo por mensajería!" -

Pues no puede ser, porque el susodicho sale de viaje en 2 horas y amenaza con rescindir los otros 15 contratos que tiene si no se lo dejamos claro hoy mismo.

Me resigno a la idea de tener que recorrer los 40 km que me separan de la oficina del tocahuev*s cliente, en plena hora punta y con un calor de justicia. Hoy tampoco me sacaré de encima el trabajo acumulado....

11:15 :  Recojo la documentación, busco las llaves del coche y me cuelgo el bolso al hombro. Justo cuando estoy a punto de traspasar la puerta del despacho.... zasca! oigo un chasquido y compruebo horrorizada como se rompe la tira que zapato izquierdo!. Y justamente la que me lo mantiene sujeto por detrás del talón.   " Mier*a!! " No se me podían haber roto antes de salir de casa?!!



Un compañero me mira y susurra algo así como "Uaala! Menuda faena!" y lo complementa con un "Oye, eso no se puede pegar con pegamento?".... Si claro, con pegamento. A ver donde encuentro yo pegamento ahora...

11:16 : Mientras todavía estoy buscando si alguien tiene pegamento en los cajones de los escritorios, oigo otro chasquido sospechoso... y al mirar para abajo.... Nooooo!!! Como puede ser? Se me ha roto la tira del otro zapato!!!


Debo de soltar un bufido de frustración, porque mi compañero me mira de nuevo los pies y abre los ojos como platos: "Ostia, eso si que es una faena!!" Faena dice!! Esto lo que es es una verdadera p*tada!!
"Pues eso a mi si que no me ha pasado nunca" me suelta. Le miro los pies y observo unos mocasines marrones. Por cierto, lleva calcetines azul marino, el muy hortera. Prefiero no contestarle, porque me está subiendo la térmica y puede que igual le muerdo y todo.
 "Si es que mira que a las mujeres os gusta complicaros con los zapatos. Encima parecen instrumentos de tortura..." . "Mira mejor déjalo, que me estoy empezando a poner de mal humor".

11:30 : La búsqueda de un tubito de superglue por toda la oficina ha sido infructuosa. Como no puedo demorar mas la salida, me dirijo al coche y rezo para que no me vea nadie conocido, porque ahora mismo parece que en lugar de caminar sobre tacones, lo hiciera sobre los zancos de un equilibrista. Las suelas se me van para todos los lados y estoy a punto de piñarmela un par de veces. Para colmo, se ha levantado viento y tengo que caminar sujetándome la falda para que no se me vea hasta el carnet de identidad.

11:40 : Despues de recorrer dos manzanas con el coche, constato que conducir en esas circunstancias es casi un deporte de riesgo. No hay quien controle los pedales con unas cuñas de 7 cm que se desvian continuamente hacia los lados.  Obviamente no tengo tiempo de ir a casa para cambiarme. Está justo en la dirección contraria. Y tampoco puedo presentarme ante el cliente así o pensará que han contratado a una tarada harapienta.

11:45 : A un lado de la carretera vislumbro un centro comercial. En la planta baja, y con acceso directo desde la calle han abierto convenientemente para mi, una zapatería. Hago una maniobra algo suicida para no pasarme la entrada y aparco justo en la entrada de la tienda, justo delante de una boca de incendios. No penseis mal de mi, normalmente soy bastante mas civilizada....

11:55 : Salgo de la tienda, montada sobre unas sandalias que ni siquiera he tenido oportunidad de mirar con detenimiento. La dependienta me ha dicho que son cómodas y que se llevan un montón, y espero que tenga razón, porque me han salido por un pico.
A mi a estas alturas lo único que me importa es que sean de mi talla.


Cuando llego al coche, el guarda de seguridad del centro lo está mirando con mala cara. No se ni lo que me dice y casi os digo que mejor, porque no parece nada agradable.

12:47 : Despues de comerme 2 atascos y un tramo de 10 km de carretera en obras, entro en el despacho del cliente solo unos minutos antes de que se largue de viaje. Tiene una pequeña maleta en el suelo y parece que me está esperando, porque se mira el reloj. Con las prisas y la falta de costumbre con los nuevos zapatos, tropiezo con la alfombra al acercarme a la mesa, pero consigo recomponer la dignidad. Mientras le explico las condiciones del contrato no puedo dejar de imaginármelo con cuernos y pezuñas de carnero.....
Me viene a la mente que una vez vi en internet unos zapatos con tacón abatible y pienso en lo bien que me vendrían en ocasiones como estas.

Si alguien se los encuentra, que sepais que ofrezco recompensa....

14:05: De vuelta a la oficina, miro para abajo y me encuentro con esto....


                                        



                                         

Y oye, ahora que lo pienso, para haberlos comprado sin mirar, tampoco lo he hecho tan mal, no?

18:20 : Después de salir del trabajo, paso a recoger a mi chico por el suyo. Me mira los pies y ... "Zapatos nuevos? Pero esta mañana no llevabas unos verdes?". Respiro profundamente y le cuento mi odisea de esta mañana. Me mira con media sonrisa en la boca y me suelta "No, si al final cualquier escusa es buena para ir de compras!".  A mi me empieza a salir espuma por la boca, pero el chaval no ha tenido suficiente. "Si es que a las mujeres mira que os gusta complicaros la vida con los zapatos!!"

19:30 : Estoy sentada en el sofá, viendo una peli relajada. A mi chico lo he atado, amordazado y tirado por las escaleras del sótano. Espero que esté bien...
Me ha dado por reflexionar y he llegado a una conclusión:

El problema de las mujeres trabajadoras no es la dificultad para ascender si se decide tener hijos. Tampoco la dificil conciliación entre la vida laboral y familiar. Ni siquiera el machismo imperante todavía en la sociedad que nos considera menos válidas para enfrentarnos al mundo de los negocios... El problema de las mujeres son los tacones!!


A vosotras os ha pasado algo similar? Se os rompen los zapatos justo en el peor momento? Os gustan mis nuevas sandalias?

Que tengais un fantástico fin de semana!!

41 comentarios:

  1. Qué buena historia! cómo me he reído! jajajaja
    romperse un zapato no, pero parar para comprar otros pq no podía andar del dolor sí, dos veces.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja qué buenísima eres, Morgan, que quiten a los guionistas de Sexo en NY y mujeres desesperadas y te cojan a tí!!
    Bueno, mira, al final las sandalias son una monada, y sí que tienen pinta de cómodas, sí! Yo este finde quiero pillarme algo, que tengo que renovar sandalias.
    A mi me paso en Portugal! Iba por la calle paseando con unas sandalias de estas tipo hawaiana pero de vestir y flop!! ¿Y como se dice pegamento en portugués? Ni idea!! Así que buscamos una "Sapataria" y me los traje de recuerdo!!
    Un besazo, artista!

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Si que es una faena lo que te ha pasado! Pero y lo que me he reído leyéndolo... te explicas de maravilla, jajaja. Las sandalias son preciosas!
    Menudas hazañas tenemos que hacer las mujeres de verdad... Besitos!

    ResponderEliminar
  4. Juajauajaujauajaua.... sin maldad; pero es que me parto de risa con la odisea !! Y sí, los novios como mejor están en según que situaciones es atados y amordazados. Y que sepas que me gustan los nuevos zapatos de repuesto !! Yo me ví una vez con los pies tan torturados que acabé en el Corte Inglés. A la dependienta se le escapó un gritito cuando vió mis pobres muñones ensangrentados. Y eso que era el principio de la velada!! menos mal que era en plena época de las babuchas y me hice con unas en piel de Pierre Cardin (que por cierto eran originalmente zapatillas de andar por casa). Los zapatos "asesinos" acabaron en la basura apenas salí del Corte Inglés. Las babuchas de piel... las llevo ahora mismo !!

    ResponderEliminar
  5. jajaja es buenísimo,a mí me pasó algo también...complicado con los zapatos aunque en un contexto y tipo de suela completamente distinto.
    Tenemos una casa en un pueblo de Murcia con playa, pero para llegar a la playa habrá que andar cosa de un kilómetro, o kilómetro y medio...bueno, pues fui con mis chanclitas típicas...cuando a la hora de volver se me soltó en enganche que sujeta la chancla al dedo...imagínate...intentando ir descalza a las 3 de la tarde en julio...en suelo con quemaba...ardía!! me pinchaba con todo...intentaba ir por la sombra( a las 3 de la tarde sombra?? la busqué la busqué.., haciendo la pata coja... hasta que me tuve que dar una vuelta e ir a casa de una chica que conocía para que me dejase por favor otras xD jajajaja madre mía...lo que sufrí ese día no lo sabe nadie!!!

    y sí, los hombres no nos comprenden, a ver si les pasa lo mío alguna vez...que acaben con los pies al rojo vivo ;P

    ResponderEliminar
  6. Jajajajajaj no pienses en lo malo, sino en las preciosas sandalias que tienes ahora, porque si no te hubiera pasado todo eso nuncas las hubieras tenido!!
    Y por todo lo demas llevas toda la razon, lo nuestro es una constante lucha en todo.

    A mi tambien se me ha roto alguna sandalia, pero lo que casi siempre me pasa, es que las estreno, y me muero de dolor, el primer dia! siempreeeeeeee!!
    Besitos!

    ResponderEliminar
  7. tengo q apuntar q no sabía la dirección exacta de la chica,el piso en el que vivía...añádele a la historia una loca descalza a la hora de la siesta chillando en el portal "innnnnnmaaaaaaaaaaaa inmaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa" (estilo aquiles en troya llamando a héctor xD) jajaja

    y por cierto, bien chulas que son las nuevas :P

    ResponderEliminar
  8. madre mia!! a mi no me ha pasado nada parecido, fue un cumulo de calamidades!! pobreta jajaja pero por lo menos la compra te salió muy bien!

    ResponderEliminar
  9. MUYUYU: Yo con los que duelen suelo aguantar, pero todo depende de lo criminales que sean. Mas de una vez me he tenido que parar a comprar unos también.

    GADIRROJA: Aaarrgg!! Eso si que jode, que se te rompan las hawaianas!!. Es humanamente posible caminar con eso? Ya nos enseñarás tus nuevas adquisiciones, no? Feliz finde de compras!

    LACASITO: Como siempre, me alegro de que os divirtais con mis penas, jajajaja!

    ALEX: Si las babuchas te llegan a hacer daño, ya hubiese sido como para suicidarse, no?
    Tienes razón, los hombres están mejor amordazados. Ahí sigue el mio, se deben estar preguntando en el trabajo porque no ha acudido hoy....jajaja

    SANDRA: Pues mira, tienes toda la razón,tendré que pensar en lo bueno. Estrenar zapatos es lo que tiene, que siempre termina una con rozaduras. Menos estas que me compré ayer, que por suerte no me han hecho ni media.

    SWEET: Pues tu historia es mucho mejor!! Anda, que me estoy imaginando tus pinreles a la brasa, y a ti gritando a pleno pulmón, jajajaja!

    Un besazo a todas, guapísimas!!

    ResponderEliminar
  10. PAOLA: pues por suerte si que me salió bien! Además parece que son cómodas.

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  11. Como me he reido Morgan y como dices ha sido todo una odisea jeje.. a mi me paso algo parecido hace un par de veranos en benidorm, ibamos por la calle con el nano y se me rompió una tira y no podia andar bien, asi que me compré unos zapatos por lo menos para llegar hasta el hotel, pero lo mio fue peor porque se me clavo algo y me dolia mucho el enpeine y tampoco podia andar con esas, asi que al final me toco cogerme unas chanclas tipo zuecos para poder andar mientras se me curaba lo del pie, el caso es que tras una semana en benidorm llegamos a Valencia con dos pares nuevos y unas sandalias para llevar al zapatero jaaj, ahora tengo 3 !!

    ResponderEliminar
  12. JaJaJa , que graciosa eres :) . Me encantan tus nuevos zapatos !

    ResponderEliminar
  13. Jajaja, como me he reido con tu odisea! Pero mira, al final la compra te salió redonda! Los zapatos nuevos a mi me parecen monísimos! Y lo mejor es que te sacaron de aquel apuro.
    A mi se me rompieron una vez saliendo de fiesta, a lo que tuve que volver con ellos en la mano y cuando llegue a mi barrio, al contenedor directamente. Ya no te cuento como acabaron mis pies...como si hubiera hecho una promesa en una procesion T_T...

    ResponderEliminar
  14. Ja ja ja ja ja ja, estaba leyendo y te juro que te veía saliendo del coche, entrando en la zapatería.... me he reido un montón (lo siento por las sandalias rotas y por el apurón que te llevaste) pero.... no hay mal que por bien no venga y tienes unas nuevas sandalias chulísimas. A mí nunca se me ha roto ningún zapato, pero sí que he llegado a casa con los dedinos medio muertos de dolor por algún calzado incómodo y es la cosa más desagradable y más tonta del mundo (dichoso calzado bonito, barato e incómodo....)

    ResponderEliminar
  15. Pues a mi nunca se me han roto de esa manera, aunque tengo que reconocer que tampoco los uso mucho. Es lo que tiene ir a la uni todos los días y no a trabajar, que de momento puedo ir en playeras.
    Menuda aventura has tenido... pero por lo menos has llegado a la cita con el cliente y tienes zapatos nuevos (y bien bonitos), miralo por el lado positivo!
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Soy argentina y no se que es una faena (o a que llaman ustedes una faena) pero....que mala suerte!!!!!
    si a quien no le paso de romperse los tacones?
    a mi me encantan, estilizan un monton, pero es verdad para trabajar y para andar en la calle son una odisea. Muchas veces se me quedan enganchados en algun desperfecto de la vereda.

    Una buena oportunidad para tener ZAPATOS NUEVOS QUE TANTO NOS ENCANTAN!!!! me apunto a tu blog, si quieres puedes pasar por el mio. es nuevito! :) besos

    ResponderEliminar
  17. Rompérseme, no, gracias a Dios. Aunque sí he visto gente que se le ha roto el tacón. A mi lo que me ha pasado es que se me despegue toda la parte de la suela, que para el caso es casi lo mismo. Pero lo más frecuente es que me hagan un daño de la leche y acabe entrando al CI a comprarme otros zapatos, como te cuenta Alex.

    ResponderEliminar
  18. Madre mia que odisea! Pero al final saliste airosa de la situación! xDD

    Una vez tenía una "velada" bastante importante donde iba a estar gente bastante "importante" que iba a conocer... era invierno, así que me calce unas botas infinitas con un tacón finísimooo y larguísimo. El caso es que parecía un pato mareado ya que estoy poco acostumbrada a los tacones de aguja.

    Llegué al lugar donde se había quedado, y había unas enormes escaleras para bajar y todo el mundo abajo, mirandome como bajaba... lo normal... me quedaban 4 escalones para llegar a suelo firme y ZASSSS! Un tacón se rompió y casi me dejo allí los cuernos... La vergüenza que pasé no se la deseo a nadie!! xDD

    Encima era por la noche y no había nada abierto lógicamente... me pasé toda la cena con el tacón roto y me fui a casa en cuanto pude... xD

    ResponderEliminar
  19. jaja!
    joe que de cosas te han pasado!
    oye pues son muy bonitas!

    ResponderEliminar
  20. Jajaja increible vamos, me encantan los zapatos :D

    ResponderEliminar
  21. madre mia que mala suerte chica jejeje
    pero ya ves que te ha servido para algo almenos ^^

    ResponderEliminar
  22. Pobrecita!! Pero digamos que no hay problemas solo posibilidades y ahora tienes unas sandalias nuevas! :D

    ResponderEliminar
  23. Como te dicen mira el lado positivo, ahora tienes esas preciosas sandalias! y yo creo que ya es hora de llevar calzado de repuesto a la oficina sólo por si acaso jeje

    ResponderEliminar
  24. LAKELILLA: Jajajaja!! Si es que los zapatos de verano son lo peor. Y encima en Benidorm donde hay una zapatería en cada esquina, como para no pararse a comprar otros!!jajajaja

    KYRA: Me alegro mucho de que te gusten!

    HEAVEN: Ay!! Me lo estoy imaginando! Como para pisar una piedrecita! Pobrecita!

    ESTEFANÍA: Pues imaginate la cara de la dependienta de la zapatería... no te digo mas! jajajaja

    BRANCA: Que bien, poder ir en playeras!! Ya te digo que le veo el lado positivo, que si no... jajajaa

    CHEZ PINA: Estoy buscando mentalmente una definición para eso de la faena, pero no se me ocurre ninguna. Supongo que como tu bien dices, es tener mala suerte.
    No se de que zona de Argentina eres, pero yo estuve en BSAS hace un par de años y viendo las veredas... yo tampoco me atrevería a ir con tacón alto!!jajaja

    UNA MAMA CONTRA CORRIENTE: Si al final van a tener razón los hombres y nos gusta complicarnos con los zapatos, porque ya veo que no soy la única que sale a la calle con un par que le destroza los pies.

    HIPATIAK: Pues lo tuyo fué sin lugar a dudas, mucho peor que lo mio! Ponerse tacón fino cuando una no está acostumbrada es lo peor, pero si encima se te rompe el tacón... uff!! no me lo quiero ni imaginar!

    QUILOOK / HANNAH: Esas cosas solo me pasan a mi!jajaja. Me alegro de que te gusten.

    CHANELISTA / MIRIAM: Visto así... jajaja

    HINAICHIGO: Pues al final me quedo con eso, con el lado bueno, que si no... Ayer mismo pensaba eso, que me voy a tener que llevar un par de repuesto a la ofi, por si las moscas.

    Un besazo a todas!!

    ResponderEliminar
  25. Sí, me ha pasado y busqué la misma solución que tú.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  26. Jajajaja me encantas! Cuando he visto la miniatura de tu entrada en el blogroll he pensado "por supuesto" pero es que al leerte todavía esta mas justificado, eres una mujer todoterreno! yo no se cómo habria reaccionado la verdad...Y joder!(con perdon)las sandalias son preciosas...y parecen super comodas! no hay mal que por bien no venga...

    ResponderEliminar
  27. realmente me has hecho reir con tu post, mujer! y lo peor a mi me ha pasado!! besos, te espero por mi blog!

    ResponderEliminar
  28. Son chulísimas! A mí nunca me ha pasado eso porque al trabajo nunca llevo tacones, sólo bailarinas y zapatos planos por si me pasa algo parecido a lo tuyo, jejeje. Por lo menos la compra ha sido buena!

    ResponderEliminar
  29. no estas SOLAAAA!! jaja
    ami ami se me rompio tambien la tira de una sandalia x la calle! esas en las q tienes q meter la tira entre los 2 dedos! me queria morir!
    luego en unos zapatos el tacon se me metio en una grita y al sacarlo ahi se quedo!! y lo del viento fuerte cuando llevas vestidito me pasa a diario!!! jajaja
    xo nenaaa antes muerta que sencilla!! :)xx

    ResponderEliminar
  30. XDDDDD menudo día, y después de eso el novio con cachondeito jejeje

    ResponderEliminar
  31. ¡Madre mía! A mí eso me ha pasado con las tiras de las sandalias, que se me rompieron justo donde metes el dedo, así que tuve que andar hasta mi casa casi descalza, como pude xd
    Deberías escribir un libro! la historia a sido muy cómica, me ha recordado a los libros de Marian Keyes :)

    ResponderEliminar
  32. jajajaajaj que dia has tenido!!Pero está bien tomárselo con humor!Además no hay mal que por bien no venga,cuñas nuevas (monísimas por cierto) y nos has hecho reirnos un rato,y seguro que tu también lo ves ahora con otros ojos ejjeej:) besazooooo

    ResponderEliminar
  33. jajajaj no sabes como me ha gustado tu post !!!
    No he podido quitarle ojo desde que he empezado a leerlo !! parecia una peli de esas de la chica con el maletin y los tacones!!!
    jajaj tengo que feliciatrte doble mente!! la 1º por este post tan bueno!! y la 2º por no meterle el tacon en la boca a tu compañero de los mocasines!!!
    las cuñas nuevas son una monada!! y se ven muy comodas!! ojalá que tengas mas suerte que con los verdes!! (por cierto eso de conducir con los tacones rotos debe de ser horrible >_< ) jajjaaj pues relajate wapisima!! y disfruta de tus zapatos nuevos...que como bien dices son un gran problema, pero nos encantan jajaja

    Besooooos wapa!!!!

    ResponderEliminar
  34. Qué risa, qué bien me lo he pasado con tu odisea... A mi se me ha podido romper una tira de una sandalia, pero no de tacones, y mucho menos las 2!!!, te ha mirado un tuerto!!!.
    Me ha gustado como escribes, sigue divirtiéndonos.

    ResponderEliminar
  35. Me ha encantado el post¡¡¡

    www.estanochesoyunaprincesa.com

    ResponderEliminar
  36. hola!!!jolin!!menuda odisea!!y no llevaste las sandalias donde las habias cogido para decirles que que m* era esa?pero bueno, mirandolo bien y siendo la excusa perfecta..jejejjje!!!El comentario de tu novio me recuerda a las frases célebres que decía mi ex sobre mis tacones, cuando en el fondo pienso q tienen envidia de no llevarlos ellos.
    un besazo guapa!!

    ResponderEliminar
  37. LILETH: Si al final, a todas nos pasa, parece que los zapatos los hagan de papel, porque si no, no me explico....

    MOLI: Pues la verdad es que si son cómodas. ME alegro que te gusten, yo ya les he cogido cariño y todo.

    RICINHOS: Pues si, y menos mal, porque ya me veia entrando a la oficina del cliente renqueando, jajajaja.

    STELLA: Me alegro mucho de que te hayas reido un ratito conmigo. Gracias por venir!!

    JENNY: Eso tendría que hacer yo, ir con zapato plano! pero chica, no me hago a la idea. Además, como soy bajita, si voy con zapato plano me chulean, jajaja!

    PATUKI: Jo!! Que pena lo de los tacones en la grieta. A mi por ahora no me ha pasado, pero con la suerte que tengo...

    SINCORTES: Si eso es lo peor, que los chicos no pueden tener la boca cerrada, los muy....!!

    MADEMOISELLE: uff!! Las comparaciones con Marian Keyes se me hacen un poco grandes... pero me alegro de que te haya gustado el post.

    TIENESTELA: Te aseguro que si no lo viese con buen humor no os lo contaria, jajaja!! Me alegro de que te hayas divertido con el post y que te gusten las sandalias.

    PINK: jajajaja!! Pues no creas que no lo pensé, eso de meterle la cuña en la boca a mi compi... Pero una que tiene una paciencia enorme... jajajaja

    CAROLINA: Si eso es lo que digo yo, que no se pueden romper las 2 al mismo tiempo, no?´Para mi que me han echado el mal de ojo...jajaja

    PRINCESA: Me alegro!! Y también de tenerte por el blog.

    Muchísimas gracias a todas por vuestras lecturas y comentarios.
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  38. Hola Morgan, aunque a destiempo pues lo escribiste la semana pasada me he muerto de la risa!!! eres genial!! pues si, no se como lo hacemos las mujeres para hacer todo lo que se supone que tenemos que hacer, a veces me vuelvo loca! pero mira al final tu aventura tuvo premio: unos zapatos!!! seguro que me ha pasado algo similar pero ahora no me viene a la cabeza! pero es que cuando quiero recordar algo es cuando no lo recuerdo, no se si me explico!! besos!!

    ResponderEliminar
  39. ELARMARIODELUBYJANE: Si es que hay que ver, como podemos con todo las chicas!! Yo algunas veces también me pregunto como lo conseguimos.
    Me alegro de que te hayas divertido leyendome.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  40. Buenas tardes/noches! Acabo de descubrir tu blog y decirte q me encanta y me encantas! He estado sin parar de leer y tras ver esta entrada te tenía q escribir xq si alguien te dice q ha encontrado los zapatos del tacón q se "pliega" yo también ofrezco recompensa!
    ENHORABUENA X EL BLOG! un besazo!

    ResponderEliminar

Dispara ahora o calla para siempre!!